Caribe

de del

 

El  Caribe tiene unas condiciones excepcionales para el turismo selectivo de calidad (no masivo). Al occidente de la isla las condiciones para la práctica del windsurfy Kai Surf (brisas fuertes de más de 50 km/h con un mar sin olas) y de los carros vela pueden citarse entre las mejores del mundo. Puede verse el efecto de las brisas fuertes y continuadas en la escasa vegetación de la isla, naturalmente, con protección solar para evitar una insolación, dada la ausencia de nubes a lo largo de todo el año. La temperatura, aunque elevada, resulta agradable por la fresca brisa marina, teniendo en cuenta que esa brisa arrecia, precisamente, en las horas de más calor durante la tarde.